La Manada


La Manada, es la sección educativa del Movimiento Scout, correspondiente a la etapa de desarrollo de niños y niñas en edades comprendidas entre los 8 y los 11 años, con sus Monitores. Si bien la Manada es una unidad organizativa, es mucho más que un simple conjunto de  Scouts grandes y pequeños. Es un espacio para el desarrollo, una comunidad de aprendizaje en la cual se participa activamente, apoyados en el Método Scout y con un Marco Simbólico basado en las aventuras del Pueblo Libre de los Lobos de la Selva de Seeonee, descritas en"El Libro de Las Tierras Vírgenes" de Rudyard Kipling.

Este marco simbólico, es una herramienta educativa, mediante la cual, el equipo de monitores -llamados "Viejos Lobos"- orientan, organizan, planifican, desarrollan y evalúan el Programa Educativo con niños y niñas -"lobatos y lobatas"-, teniendo como principio fundamental la contribución al desarrollo evolutivo de las y los educandos.


Por tanto, los lobatos no pertenecen a una Manada cualquiera. Son lobos de las selvas indias, y tienen que defenderse de Shere-Kan, el tigre cojo, de los caóticos monos Banderloog y de muchos otros peligros.

Para mantener esta ambientación, los responsables o jefes de la Manada tienen nombres de los personajes del libro de Kipling. Akela (jefe de los lobos) que es el jefe de la rama, Baloo (el oso que ayudaba a Mowgli), etc.


Metodología:

Durante la etapa de Lobatos, los niños tienen una primera toma de contacto con el escultismo. Aprenden sobre todo a ser más responsables de sí mismos, a trabajar en equipo y de forma más o menos organizada. Todo ello con actividades muy lúdicas y mediante la ambientación selvática que ya se ha comentado antes.

Los lobatos deben seguir las llamadas “Máximas de Baloo”, que son unas breves leyes:

- El lobato piensa primero en los demás.
- El lobato tiene los ojos y sus oídos bien abiertos.
- El lobato dice siempre la verdad aunque le cueste.
- El lobato siempre está alegre.
- El lobato es limpio y ordenado.
- El lobato escucha y obedece al viejo lobo.
- El lobato cuida y respeta la naturaleza.

Aparte de estas máximas, los Lobatos siguen el lema “Haremos lo mejor”.

Etapas

La huella de Akela es la primera, corresponde a la etapa de integración en la manada, en la que el lobato deberá aprender sobre la manada y conocer a sus compañeros.
La huella de Baloo es la segunda y corresponde a la etapa de participación, en ésta el lobato deberá participar con alegría en todas las actividades realizadas y conocer y respetar las máximas de Baloo.


La huella de Bagheera es la etapa de animación, en la que el lobato deberá ayudar a sus compañeros en todo lo que le sea posible, y tratar de enseñarles cosas que él ya ha aprendido durante su tiempo en la manada.

Simbología

La Manada tiene su propia simbología dentro del escultismo: Ésta se deja notar en el saludo, el Gran Clamor, el Tótem de Manada y el Lema.

Los Lobatos tienen su propio saludo. Éste se realiza con la mano derecha alzada (con el codo en ángulo recto si se ha hecho la Promesa del Lobato, los dedos índice y corazón se muestran separados, simbolizando las orejas del lobo siempre atentas, y el dedo pulgar cubre el meñique y el anular, como símbolo de que el lobo grande debe proteger a los lobitos.

El Gran Clamor es un saludo especial que tienen los lobatos, y que ya Baden Powell mencionaba en el “Manual del Lobato”. Básicamente se trata de saludar a Akela y a los otros lobos de forma ceremonial.

El Tótem de la Manada es la figura de un lobo, o de la cabeza de un lobo sostenida en un poste, como símbolo de la manada. Sólo pueden llevarlo los responsables o los lobatos a los que se les pida en determinado momento.

En nuestro Grupo Scout, contamos con dos Manadas, de las cuales una funciona en Madrid: La Manada Kiowa; y nosotros en San Lorenzo de El Escorial: Manada Seeonee.

Cada Manada planifica, desarrolla y evalúa su Programa Educativo, el cual se canaliza durante las actividades de sábado, acampadas mensuales y campamentos. No obstante, se encuentran unidas por los mismos principios, propósitos comunes y objetivos educativos basados en los mismos criterios (al margen de la realidad social de cada entorno), los cuales se refuerzan con actividades conjuntas que desarrollamos periódicamente, además de la comunicación y planificación continua en el Equipo de Educadores Scouts del Grupo Scout 217 Matterhorn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario